Se duplica en dos años el número de Actuarios que certifican su Desarrollo Profesional Continuo (CPD)